¿Cómo negociar una remuneración adecuada?

Mag. Alcides Zenteno Chamber

Consultor Seniors, experto en gestión organizacional y Recursos humanos, con 18 años de trayectoria Ejecutiva, ha desempeñado cargos ejecutivos y gerenciales,...Leer Más
 

 

El salario o la remuneración es uno de los temas centrales de toda entrevista laboral, especialmente cuando la empresa seleccionadora se reserva esta información para la última etapa. Puede obtener mejores salarios, siempre que usted esté preparado para negociar cuando llegue el momento y esté en la posición de hacerlo. Normalmente no ocurre así, la mayoría de las veces los candidatos no saben establecer una condición favorable para negociar su salarios y terminan aceptando un salario por compromiso o por necesidad con la esperanza de que un menor tiempo. Se pueda mejorar, lo que finalmente termina por influir en su ánimo general y  productividad.

A continuación le damos unos tips que le ayudarán a negociar mejor su salario cuando llegue su momento. Prepárese para responder con acierto estas preguntas.

Entender lo que buscan las empresas

 

El primer punto que hay que dominar es el conocimiento del cliente; Conocer sus políticas, sus enfoques salariales, ¿Premian la mayor capacidad, experiencia  o la mayor productividad?. ¿Tienen medidas de cómo medir esa productividad? 

Infórmese de los salarios que pagan en la empresa ó en el sector para puestos similares

Hay empresas de consultoría que publican estudios generales de remuneraciones en el País PWH publica estudios generales de remuneraciones en forma anual, también puedes consultar con compañeros de universidad o colegas de trabajo.

 

¡Conozca con quien va a negociar su salario!

Es fundamental conocer a fondo a su oponente, ¿Cuáles son las características de esa persona? ,¿Qué es lo que está buscando?, ¿Cuáles son sus preferencias? Y especialmente conocer ¿Qué otras alternativas tiene para el cargo que usted esta buscando este momento?

Tenga un plan “B”

Es bueno contar con un plan alternativo, o más de uno, el no tenerlo prácticamente lo hace vulnerable, frente a cualquier negociación.

No muestre apuro por llegar a un acuerdo satisfactorio

Si usted no queda contento con lo que se le ofrece, simplemente mencione que eso no lo espera, y trate de llegar a un acuerdo, si no hay conformidad, usted puede aceptar las condiciones que la empresa le ofrece, pero debe dejar claro que eso no es lo que busca  y que va estar abierto a las ofertas que reciba.

Las empresas tienen plazos habitualmente para negociar los salarios, esos plazos hay que respetarlos y tratar de llegar a un acuerdo dentro de esos plazos, por otro lado, tenga cuidado cuando esta negociando, evite posiciones personales, si uno no se siente preparado para la negociación de un salario, evidentemente esta en desventaja en la negociación

No dé demasiada importancia al salario

Un error frecuente que cometen muchos candidatos es hacer prevalecer lo que vale la persona por sus credenciales y/o experiencia y tomar decisiones precipitadas que pueden afectar negativamente la carrera, sea humilde con la diversidad, recuerde muchas candidatos caen por culpa de la soberbia.

No se ponga en la condición de “indispensable”

Entienda que nadie es indispensable pero al mismo tiempo, no todos son fáciles de reemplazar, los mejores salarios tienen mucho que ver con la percepción de los jefes que sobre los “atributos” tienen los candidatos, se concentran en el valor que aporta a su trabajo,  de ¿Cuánta diferencia produce esa persona para el puesto?, Cuanto mayor sea la percepción favorable, mayor será la posibilidad de negociación para obtener un mejor salario. Esfuércese por ser diferente y dar a conocer el valor que aporta al puesto

No tenga temor al sueldo variable

En general, los mejores salarios están asociados a u factor variable, no muestre temor a esto si le plantean una parte de remuneración sea variable, solo asegúrese de que esos factores estén bien definidos, que sean fáciles de medir si cumple o no.

En resumen, sea cauto para escuchar los salarios que le ofrecen para el puesto, si no esta de acuerdo no acepte; en la negociación apunte a ganar/ganar, evite posiciones personales, esfuércese por dar a conocer el valor que daría al puesto; póngase en el otro lado del seleccionador, ¿Cuánto pagaría a una persona con las características de usted?, corrija sus lados vulnerables, si es posible con un asesor de selección para que dé pasos seguros en lo que está buscando lograr.